EDITORIAL

Resumen

Mantener vigente una publicación académica periódica por más de cuatro décadas es evidencia de persistencia, perseverancia y resiliencia. Paradigma, a lo largo de su trayectoria, ha tenido que superar innúmeras adversidades. Ello ha sido posible gracias a la confianza y al apoyo recibido por los miembros de la comunidad académica y científica a la cual se debe. Los autores, revisores, usuarios y educadores en general que confían en ella, es lo que ha servido de soporte al trabajo del equipo responsable de editar esta revista.El cierre del cuadragésimo aniversario de Paradigma (1980-2020) coincide con la culminación de la segunda década del Siglo XXI, un periodo que fue anunciado como promisorio y que seria el pináculo de varios procesos, iniciados en años anteriores, en materia de ciencia y tecnología.Sin embargo, durante estos primeros veinte años del nuevo siglo, la Humanidad toda ha asistido a varios eventos a catástrofes ambientales, mudanzas en el ámbito social, tragedias humanas individuales y colectivas, así como también a modificaciones climáticas de gran impacto sobre nuestro planeta. La vigorosidad de la Naturaleza, agredida por situaciones toponegligentes, se ha manifestado con fuerza inusitada, dejando saldos dolorosamente altos en pérdida de vidas humanas.También hemos asistido a perturbaciones sociales. Procesos latentes en la subterraneidad de lo social, han hecho eclosión. La ciudadanía, en ocasiones de forma espontáneamente anárquica, se ha rebelado. En varios países de Europa, Asia y América Latina, así como en los Estados Unidos de Norteamérica, han florecido movimientos de protesta de variado signo. La mayoría de ellos reclamando la apertura de más espacios de expresión democrática. Otros muy bulliciosos y violentos mas, afortunadamente minoritarios, exhiben una vocación claramente regresiva, propiciando el retorno hacia épocas, que creíamos ya superadas, donde prevalecen el racismo, la intolerancia, la xenofobia y los fanatismos extremistas tanto de orden religioso como religioso y político.En esta última dimensión destaca la emergencia de los populismos, formas de gobierno que capitalizan el malestar social; pero, a la larga, no resuelven los problemas que propiciaron su arribo al poder y, al contrario, los agravan creando circunstancias inadecuadas aún más graves que generan mayor malestar, primeramente dentro de cada país, y que luego se expanden alcanzando niveles regionales, hemisférico y, en algunos casos, globales. En el caso de América Latina es sintomático el desplazamiento forzado de la población venezolana que ha dado lugar a una diáspora aun mayor de varias de las que la antecedieron.Para acrecentar este funesto panorama está la aparición de un nuevo coronavirus, causante de la COVID-19 que alcanzó niveles de epidemia global con un impacto espeluznante por su extensión y por la cantidad de vidas humanas que ha cobrado. Esta pandemia, simultáneamente, ha puesto de manifiesto tanto lo bueno como lo que no lo es de la sociedad contemporánea. Han quedado en evidencia las desigualdades sociales, uno de cuyos indicadores son las circunstancias socioeconómicas de la mayoría de los fallecidos. No obstante las asimetrías antes indicadas, también ha quedado en evidencia la capacidad inusitada de la inteligencia humana. Prueba de ello ha sido la rapidez con la que han sido creadas varias vacunas anti-COVID-19.Al momento de la escritura de este texto (diciembre de 2020) se ha iniciado un proceso masivo de inmunización en el Reino Unido. Una vez más la ciencia, la investigación, el estudio, la reflexión crítica, el uso adecuado del conocimiento han vencido.Esperamos que la Humanidad y en especial quienes tienen responsabilidades en la dirección de los países, aprendan la lección.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Publicado
2020-12-27
Métricas
  • Visualizaciones del Artículo 7
  • PDF downloads: 8
Cómo citar
González, F. (2020). EDITORIAL. PARADIGMA, i-vi. Recuperado a partir de http://revistaparadigma.online/ojs/index.php/paradigma/article/view/991